¡Nunca confiaré en los tintes!
Lo único que consiguen es engañarme mientras los demás siguen viendo mi interior.

sábado, 16 de julio de 2011

Noventa años

Cuando, en 1921, hace ahora noventa años, el mundo se encontraba aún recuperándose de la más cruenta de las guerras vividas hasta el momento, los pasos que daba la sociedad en cualquiera de sus caminos, eran dificultosos y lentos aunque, en muchos casos, de trascendencia impresionante.
En España casi todo giraba en torno a las andanzas de Abd-el-Krim y su cábila. Las gentes andaban pendientes del moro y de la respuesta que el ejército español procuraba a sus incursiones. Fue la llamada Guerra de Marruecos en la que el Desastre de Annual, batalla cruenta donde las hubiera, marcó un punto de inflexión definitivo.

Mientras, el resto del mundo quedaba admirado por el juego de un cubanito que, tras vencer a Lasker, se alza con el título mundial de ajedrez. El temperamental habanero Raúl Capablanca se convertirá en el único campeón de ajedrez que diera la isla caribeña.

Seguramente por esos dias, dos jóvenes estudiantes de medicina apellidados Banting y Best también utilizaran parte de su tiempo en este milenario juego de estrategia. Posiblemente dedicaran los descansos de largas jornadas, entre experimento y experimento, a descansar mientras especulaban enfrentados a un tablero. Pero sus nombres jamás destacarían por sus habilidades para mover peones y alfiles, sino que estos quedaran ligados para siempre al descubrimiento de la insulina y, con ello, a la solución de la temida diabetes.

En Salamanca, este 1921, Jesús Sánchez Sánchez, Enrique Esperabé, Isidro Pérez Oliva y Luis Maldonado, lo estrenarán como nuevos senadores del reino, bajo el gobierno de Eduardo Dato, quien morirá victima de atentado terrorista pocos meses después a manos de tres individuos que montaban una motocicleta. ¡Tres en una moto!

Detalles de un año en el que, tal día como hoy, venía al mundo, en un pequeño pueblo del norte de Cáceres quien, con el paso del tiempo, se convertiría en noble militar, fiel esposo y paciente padre. Mi padre.

Hoy, dieciséis de julio, mi padre cumpliría noventa años y no puedo dejar de recordarlo. Porque de esos noventa que hubieran sido, más de cuarenta, que son toda una vida, los pasé junto a él. Aprendiendo aunque no fuera consciente, porque lo que yo aprendí se me impregnó sin palabras, discreta pero firmemente. Educación, principios, maneras de ver la vida y enfrentarla, cosas que jamás me inculcó pero que se me quedaron dentro como si me las hubiera grabado a fuego. Cariños y silencios.
Por eso, aunque el mundo se fije en efemérides guerreras, ajedrecísticas o sanitarias, yo siempre recordaré que 1921 fue el año en que nació mi padre. Y, para mí, en mi egoísmo filial, eso es mucha más efeméride que cualquiera otra.

Por eso, aunque sea ya solo en el recuerdo... ¡Feliz noventa cumpleaños! ¡Felicidades, padre!



10 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy como todas las festividades de la " Virgen del Carmen" te recordamos de una manera especial acercandonos a verte, para llevarte esas flores que simbolizan, lo que te queremos y te añoramos. Muchas felicidades y gracias por tu inestimable ayuda.
Charo y Marta

Félix Modroño dijo...

Un fuerte abrazo.

Félix dijo...

Charo y Marta, es una gran alegría para mí que, a pesar del paso del tiempo, sigais disfrutando y queriendo a un suegro y abuelo omo lo hacéis. Quizá por eso, cuando puede sigue echando una mano.
Un beso.
Cordialmente,
Félix

Félix dijo...

Gracias, Félix.
Cordialmente,
Félix

Anónimo dijo...

Canoso, hace una hora hemos departido sobre profesionales extraños, no había leído la entrada. Un fuerte abrazo a tus recuerdos bellos.

Hno. del Taurino

PD.-Hace años tal día como ese me engañaron................

Félix dijo...

Hno. del taurino, gracias por tus deseos. Por mi parte, felicitarte también por mantener el engaño como si fuese el primer día.
Cordialmente,
Félix

sentimientos y locuras dijo...

Que Bonito Félix. Ole tu u y los tuyos!!!

Félix dijo...

Gracias, Jose. ¡¡Ole nosotros!!
Cordialmente,
Félix

Anónimo dijo...

la verdad es que Felix es una persona muy dificil de olvidar y muy facil de recordar, yo no le pongo flores, ya sabeis que jose luis no es capaz de ir al cementerio, pero siempre está presente en nuestras vidas y nuestros corazones, todos los 16 de julio mantengo una conversación con él. bueno los 16 de julio y tambien muchisimos dias no tan señalados. Muchos besitos cuñado.

Félix dijo...

Cierto que es difícil de olvidar y, aunque siempre callado, ahora es fácil conversar con él.
Gracias, cuñada, por recordarlo.
Cordialmente,
Félix