¡Nunca confiaré en los tintes!
Lo único que consiguen es engañarme mientras los demás siguen viendo mi interior.

miércoles, 7 de julio de 2010

Noticias del primer café

Este calor que cubre nuestros solares en los últimos días hace que casi se licúen los músculos, si no los cerebros. La galbana se adueña de todo y la perezosa dejadez obliga a abandonarse en cuerpo y alma.
Este calor, que impide conciliar el sueño  durante noches en las que el aire, sólido e inmóvil, se nos echa encima como una losa ardiente, hace que mi cana se desvíe por derroteros que nada tienen que ver con temas trascendentes.
Sin embargo, todo ello no impide que siga una rutina que, impuesta, hace que mi cana se mantenga constante en su  día a día. Y, en esta rutina, algo que mantengo con toda la cotidianidad que me puedo permitir es la lectura a primera hora de la prensa local, junto al primer café del día y en la soledad de una cafetería cuyo silencio es roto únicamente por el sonsonete del molinillo del café y un murmullo de voces que se me abalanzan desde una inidentificable emisora de radio.
Leo en la "última" de La Gaceta un breve de cierre de Ángel Benito, el periodista más volcado en la Semana Santa salmantina y con mejores conocimientos de los últimos tiempos, informando del resultado de un pleno de la Junta de Cofradías de Semana Santa celebrado ayer. Ahora resulta que, con la presencia de una inmensa mayoría de nuestros representantes cofrades y como si nada hubiera pasado, se van a convocar elecciones a presidente de esta Junta a las que se podrán presentar candidaturas desde el veintiocho de julio. Leo con fruición pues, a pesar de todo, aun con las neuronas casi anuladas por estas temperaturas que se nos desbordan, mantengo el mismo gran interés por el futuro de nuestra Semana Santa y de su órgano rector que he tenido desde siempre.
¿Pleno de la Junta de Cofradías? ¿Así, por las buenas, sin mediar convocatoria en tiempo y forma? ¿Sin que mis representantes estén siquiera al tanto de ello? Si fuera así, no parece buen punto de partida.
¿Reunión informal de representantes? ¿Mayoría de cofradías? ¿Toma de decisiones? Si fuera así, Ángel ha errado en la aplicación del término (involuntariamente, por supuesto, que ya digo que es de lo mejor y muchos quisieran...), pero, además, suena raro que, si así fuese, se hubieran podido tomar decisiones y establecer plazos que necesitarían del respaldo de una oficialidad. Y me sorprendo, así sin más, sin calificativo.
No aguanto este calor que a más de uno quita el sueño, se hace el amo del verano e impone su norma. Y, aún así, hay quienes son capaces de hacerle frente, de preocuparse por mantener el equilibrio y celebrar (¿concelebrar?) reuniones (¿tertulias?) en las que intentar, al menos, mantener el orden.
Celebro que se haya tomado la decisión de convocar elecciones, superando eso que parecía un borrón impositivo desde la jerarquía, para intentar mantener el curso de lo que nunca debió desviarse. Celebro que haya consenso mayoritario para que la Junta de Cofradías no pierda parte de su carácter. Me alegra que se convoquen elecciones y que sea la propia Junta la que se encargue de nombrar con sus votos a quien la dirija durante los próximos años, olvidando "militarizaciones" extemporáneas. Saben, y si no desde aquí lo digo, que cuentan conmigo para lo que haya menester aunque mi decisión siga siendo clara y rotunda.
Ahora bien, si la cosa viene de un pleno que se convoca sin convocatoria, sin la asistencia, por falta de información, de todos los representantes, perdiéndose la oficialidad en favor de la eficacia... entonces la cosa me gusta menos. Si así fuera, sería el "más de lo mismo"; el conchabeo de dirigentes para alcanzar un fin sin que los medios tengan ninguna justificación; lo de siempre. Si así fuera, creo que la jerarquía adquiriría con todo acierto toda la razón que le he negado (el errado era yo), que actuaba con más conocimiento del que yo le supuse y que, dado que "esto" no tiene remedio, lo mejor sería actuar "manu militari". Si así fuese, me alegro infinito de la decisión tomada... aunque se me caiga el alma a los pies.

7 comentarios:

Conchero dijo...

Uno ya no sabe si reír o llorar... pero vamos a ver... ¿quién ha convocado esta reunión? ¿No se había dimitido? ¿Entonces? Llega hasta tal punto la desnaturalización y deslegitimación de esta institución que a este punto llamarla bananera es un piropo. Pura teoría del caos... a ver si peta ya de una vez y por lo menos se puede volver a construir desde los cimientos. Eso sí, psicológicamente es curioso: ¿quién es ahora el listo que se presenta a presidente cuando se ha anunciado una imposición de presidente y de estatutos? ¿Una obra maestra (y malvada) o es producto de la desidia y de la incompetencia? Yo creo que nos vamos a llevar una sorpresa... huele a tapado... a ver qué resulta.

Lucano dijo...

Mientras a unos nos puede la galbana, parece que otros la vencen con gran determinación.

Es curioso, ahora un Pleno Extraordinario de aquella manera, y el Ordinario de análisis de la Semana Santa se omitió este año, exactamente igual que el anterior. ¿Para qué renovar Estatutos? ¿Para incumplirlos como con los que están en vigor?

Félix dijo...

Lo mejor, Conchero, es reir hasta que se te salten las lágrimas. Poco a poco nos iremos enterando y sabremos cuales son las verdaderas tramas de todo esto. Eso sí, ahora está claro lo del corral, los disfraces y todas aquellas zarandajas.
¡Cuánto me alegro de haberme echado atrás!

Lucano!! Bienvenido!!
No hay día en que no haya una sorpresa que supere a las anteriores ¿eh?
Incumplir los estatutos ¡siempre!, pero... dentro de lo que marquen los estatutos ¿? ;-))) ¡Qué fácil les es interpretar las cosas según les dé la gana!
Cordialmente,
Félix

Anónimo dijo...

Me quedao estupefacto de lo que he leido en el blog y que se publica en la ultima de ese periodico.

Lo mas aberrante y vergonzoso son el resto de cofradias que han asistido, esta sucediendo lo de antaño, quedan unos cuantos amigos para comer y echar a un presidente de la junta de cofradias que despues todos le lamen la patita. Vaya Judas que tenemos de dirigentes. Como bien decis, mas de lo mismo. Por los intereses de cada uno, osea personales, corre hasta el cojo...

No seria mejor convocar a todas las cofradias para intentar echar a quien siempre tiene que estar en todos los bautizos, velatorios, bodas y comuniones?

Repito, me da verguenza el resto de cofradias por asistir a "tertulias" y encima concretando asuntos que no se si tendran validez, puesto que como ha dicho felix no ha sido convocada a tal efecto ni por escrito, como siempre, caminando por detras de donde hay que ir. Asi nos luce. ¿Que somos ESPECTACULO o CRISTIANOS? Me da que lo primero.

Que dios nos coja confesaos por la que nos espera.

Cuanto puede el miedo a que la jerarquia lleve la junta, alguno no ha dormido hasta el dia de la "reunion sin convocatoria".

Félix dijo...

Sí, Anónimo, más de lo mismo. Esto no tiene ninguna gana de cambiar, así que, ahora algunos moverán ficha y se dejarán ver. De todas formas, si la cosa ha sido así, no me extrañaría una nueva intervención desde el obispado.
Cordialmente,
Félix

AME dijo...

Señores, iguales estamos siendo catasttrofistas hasta la medula, yo por ahora no se nada, nada mas la reunión que ha existido por la Gaceta, lo demas conjeturas, que nos gustan mucho a los de este mundo.

En mi opinión es mejor una intervención por parte de todas (o la mayoria) de las Hermandades buscando posibles soluciones, que no la intervencion del Ordinario del lugar, yo creo que debemos dejar tiempo a que lleguen las elecciones, y confiar tb un poco, aunque sea un poco en los hermanos mayores, donde se puede decir que ha existido una renovación en el seno de las Cofradias (juventud Vs "experiencia").

No se esta es mi opinión que puede estar confundida, pero yo si dare mi voto de confianza a esta situación y la busqueda de la unidad de la Junta de Cofradias (pero donde hay dinero ......)

Un abrazo muy fuerte

Félix dijo...

Sí, AME, es cierto que algunos se ven invadidos por el catastrofismo, pero debes entender que, con las velas que nos vienen alumbrando, es fácil caer en la decepción.
También tienes razón en que una decisión tomada entre todos los hermanos mayores (siempre que ésta sea buena) es mejor que la imposición por parte de la jerarquía. Pero, y es lo que a mí me "sorprende", lo que no es aceptable es que una tertulia de "colegas" derive en un pleno de la Junta en toda regla. ¿Dónde queda el conducto oficial que es el que da validez a las cosas? ¿En qué lugar quedan los representantes de las cofradías (los segundos) que no han sido informados ni convocados, cosa a la que, por estatutos, tienen todo el derecho del mundo? ¿Qué pasará a partir de ahora si se ha abierto la puerta del "todo vale" y se deja de respetar la norma? ¿Qué pensarán aquellos que están en contra de esta decisión? y ¿cómo aprovecharán su capacidad para impugnarla por errores de forma?
Como ves, AME, son varios los interrogantes y, al menos para mí, ninguna de las respuestas posibles deja en buen lugar a nuestros hermanos mayores. Por eso creo que esto sigue siendo "más de lo mismo", que sigue gobernándonos "Juan Palomo" y que las cofradías y los cofrades somos, en estos momentos, lo menos importante (si no un incordio).
Yo también ofrezco no sólo mi voto de confianza, sino mi colaboración en todo lo que pueda, pero que, por favor, no nos tomen el pelo.
Cordialmente,
Félix