¡Nunca confiaré en los tintes!
Lo único que consiguen es engañarme mientras los demás siguen viendo mi interior.

lunes, 19 de julio de 2010

Volveré al Sur

Él me espera y yo le espero. Llevábamos ya un año esperándonos. Calladamente nos manteníamos aguardando tensamente el reencuentro para retomar lo que quedó pendiente, aunque nunca tengamos nada pendiente.
¡Ya está! Ahora, sólo nos queda prepararnos para volver a vernos cara a cara. Engalanados como hacemos siempre que sabemos que nos vamos a encontrar. Nerviosos como cuando se espera al amor de toda la vida. Ilusionados como cualquier día de feria. Alegres como la luz de sus pueblos.
Dentro de poco, los atardeceres de la marisma se quedarán otra vez y, como siempre, para siempre en la retina de esta cana de tierra adentro que nació donde no debía y que tiene el alma gaditana, quizá para endulzar la adustez de esta meseta que se le incrusta en las largas noches de invierno.
Ahora, cuando sólo puedo pensar en el Bajo de Guía mirando las retamas del coto arrullado por el rumor de olas mestizas, ora dulces ora saladas, y roto sólo por el paso de barcazas, tarareo una rumbita, esta rumbita, que me nubla el pensamiento y mantiene expectante a esta cana cada hora más ansiosa por el encuentro. Porque, seguro sin saberlo, Arcángel acierta en su letra y me llena sin quererlo. "Volveré", siempre volveré.

    video

Y la mezcla de sangres se hace presente en la música. Y el deseo, que se agranda con cada día que pasa, se vuelve música en mi alma, se hace poesía. Y vuelvo al Sur, a ese Sur que me cautiva desde el primer momento. Vuelvo a casa aunque mi casa esté aquí, entre piedras doradas y lígrimas gentes que me consuelan mientras los fríos se adueñan de cuerpos y almas. Vuelvo a la luz de este Sur que siempre me supo marinero y me atrae con su canto de sirena. Y "Vuelvo al Sur". Siempre al sur.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que tendra esa tierra gaditana, que tira de nosotros, en cuanto se asientan los calores en mi ciudad dorada. Sera seguramente su luz, como bien dices, pero en mi caso es esa necesidad de sentir ese mar acariciando mi cuerpo y mi espiritu. Sin lugar a dudas, siempre Cadiz y en tu compañia.
Ch.

sentimientos y locuras dijo...

A por el Sur que lo teneis mas que ganado y merecido.
Que lo paseis muy muy bien!!!

Porfavor guardar alguna cruzcampo porfavor....

Félix dijo...

¿Cómo nos íbamos a quedar este año sin pisar aquellas arenas ni mojarnos por sus olas? Sabías que eso era imposible. Ahora a descansar cansándonos de la luz del sur y de las aguas que sanan cuerpos y almas.

Jose, guardaremos alguna Cruzcampo, pero de las de allí, que, no sé por qué, no saben igual que las que nos dan en los bares de por aquí. Será que pasa como con la sidra, que es cruzar pajares y se le va el gusto.
Gracias. Lo intentaremos pasar bien.
Cordialmente,
Félix