¡Nunca confiaré en los tintes!
Lo único que consiguen es engañarme mientras los demás siguen viendo mi interior.

martes, 10 de noviembre de 2009

Blogs solitarios

Es un sinsentido, lo sé, pero es así.
Resulta que un blog, que no deja de ser más que un diario en el que reflejamos nuestro íntimo día a día o algo así, que requiere de soledad y poco ruido, es mejor cuantos más fans tiene, cuantos más comentarios hay por entrada o cuantas más veces aparece registrado en los buscadores más peregrinos.
He encontrado reflexiones magníficas en blogs que apenas si tienen algún que otro comentario en sus entradas y, por supuesto, apenas seguidores fieles ni cosa que se les parezca. Formas de ver la vida que dejan por los suelos cualquiera de las cosillas que yo haya podido hacer o decir en esta cana virtual que aglutina mis intervenciones cibernéticas. Magníficos ejemplos a seguir que nadie seguirá porque no hay seguidores.
¿Y no es esto la esencia de un diario? ¿No es ese pequeño candado que cierra las páginas lo que le da la categoría de diario? ¿No es esa la solitaria magia que todos quisiéramos? Compartir nuestra intimidad con nosotros mismos, al amparo de las sábanas y una tenue luz, haciendo de la ilusión, esperanza para el día siguiente. Esos son los verdaderos diarios.
Cada día me gusta más rebuscar en los fondos de los cajones. Siempre aparecen las cosas más sorprendentes.

6 comentarios:

Lucano dijo...

Dejamos entreabiertos los cajones, pero a Dios gracias aún somos los únicos que llegamos a sus fondos ocultos, que no dejan de sorprendernos. A mí también me pasa.

Félix dijo...

A veces, Lucano, quisiéramos cerrarlos a cal y canto y otras abrirlos de par en par y cuando, por casualidad, encontramos uno de ellos entreabierto nos lanzamos a su fondo en busca de la sorpresa. Esa es quizá su magia.
Siempre acertado, Lucano. Siempre acertado.
Cordialmente,
Félix

beatriz dijo...

Bueno Félix supongo que los blogs son un reflejo de la vida. ¿Acaso crees que los programas de televisión con más repercusión son interesantes?...Asi va el mundo.
B

Félix dijo...

Ciertamente, Beatriz, los blogs son un reflejo de la vida. De nuestra vida. Por eso, a veces, las vidas anónimas son tan atractivas como los blogs solitarios; la lástima es que nos sean desconocidas y, si no es por una casualidad, nos pasan desapercibidas.
De los programas de la tele prefiero reservarme la opinión...
Cordialmente,
Félix

sentimientos y locuras dijo...

Lo malo de los blogs, o por lo menos en mi caso es que das a conocer a todo el mundo tu interior. Y aveces se utiliza para mal. Pero tiene mas cosas buenas que malas.

Félix dijo...

Damos a conocer la parte que queremos dejar ver a los demás y corremos el riesgo de que lo utilicen de cualquier manera. Pero creo que es algo voluntario y casi siempre deseado, por lo que asumimos el riesgo y sus posibles consecuencias. En el fondo no deja de ser un acto de chovinismo.
Cordialmente,
Félix