¡Nunca confiaré en los tintes!
Lo único que consiguen es engañarme mientras los demás siguen viendo mi interior.

jueves, 16 de julio de 2009

¡Hoy es tu cumpleaños!

No quiero repetirme, pero hoy no tengo más remedio que hacerlo.
Como todos los años desde que mi memoria alcanza, en esta festividad marinera, mientras el manto de Nuestra Señora comienza a salpicarse de aguas dulces o saladas, mi primer recuerdo es siempre el mismo. Madrugar y tener presente en esa somnolencia que me hace remolonear mientras el mundo duerme, que la casualidad quiso que un día como hoy de hace ochenta y ocho largos años, viniese al mundo quien me diera la vida.  Y el recuerdo se hace intenso, más intenso, sobre todo desde que, con la ausencia, tengo la impresión de que quedaron muchas cosas en un tintero que siempre estaba por rellenar. Porque desde siempre y para siempre, los lazos de sangre se deben alimentar día a día, y él, en su silencio, lo hizo constantemente aunque los demás fuésemos ciegos inconscientes.
Ahora, con su memoria aún más tierna que nunca, simplemente haré lo único que puedo pero que me conforta y alegra a esta cana cada día más vigorosa. Charlaré con él como no hacía cuando nos veíamos las caras y celebraré junto a él este día que, aún en su callada prudencia, siempre disfrutó. Estaré junto a él un momento, lo justo para confirmarme en el presente, recordar el pasado y felicitarle porque sigue un año más junto a mí. Un año más con nosotros. Porque sé que mi recuerdo es íntimamente compartido y tú también recordarás, en el sopor entre las sábanas, que hoy tienes algo más que hacer. Y también le visitarás para decirle cómo le quieres. Siempre así.
Porque ya no hay regalo. No habrá corbata ni jersey. Ni ese libro que siempre devoró con fruición. Sólo un sencillo ramo de flores que deje constancia de que sigue con nosotros a quienes pasen por su lado. Unas frases. Una oración. Una lágrima en el alma.
¡Feliz cumpleaños!

8 comentarios:

Lucano dijo...

Que manera más hermosa de vivir y celebrar. Un abrazo.

sentimientos y locuras dijo...

OLe tu por expresarte tan bien y transmitir los sentimientos de tu cana con todos nosotros. Un abrazo Hermano. Como venga la Karate girl veras.

Félix dijo...

Gracias, Lucano. Creo que un padre merece esto y mucho más. Siempre.

Jose, que sólo estoy celebrando el cumple de mi padre... con sentimiento.
A veces echo de menos a Karate Girl y sus comentarios. Esos que me hicieron meter la pata hasta donde ésta pierde el nombre.

Cordialmente,
Félix

Anónimo dijo...

Desde ese rincon donde se mecen los cipreses,te recuerdo y te añoro.Hoy dia del Carmen , vengo a ponerte al dia de nuestros anhelos y a compartir nuestros sueños. Porque se que me escuchas y que tus ojos de cielo se alegran por la visita.Muchas felicidades y todo mi cariño y el de tu nieta, siempre.
Charo.

beatriz dijo...

Pues aunque no le conocí he oído de él y además siempre bien, así que: ¡Feliz cumpleños!. Bueno como llego con un día de retraso mejor decir (como aquellos locos maravillosos) ¡ Feliz no cumpleaños, hoy y los 364 dias que quedan hasta el que viene!
Besos
B

Félix dijo...

Has oído bien de él, pues conoces a sus mejores admiradores. Además, desde hace cinco años, el día del carmen sólo supone manifestar el recuerdo, pero el resto de los días sigue presente y lo celebramos.
Gracias, Beatriz.
Cordialmente,
Félix

berrendita dijo...

Félix: bien sabes que el día del Carmen, el de mi Virgen Marinera y mi Virgen de tierra adentro, también nos une en el recuerdo. Con muchos más años encima, en mi casa celebrábamos a nuestra abuela, que tanta vida esparció, que tanta alegría nos dejó en prenda.

Ellos, desde arriba, celebran con nosotros.

Así lo creemos, y así esperamos algún día el reencuentro.

Os abrazo.

Félix dijo...

Y yo también recordé. La recordé.
Cordialmente,
Félix