¡Nunca confiaré en los tintes!
Lo único que consiguen es engañarme mientras los demás siguen viendo mi interior.

jueves, 14 de mayo de 2009

Cana

Es cierto.
Se nota dejadez en mi diario y debo una explicación a esos pocos que de vez en cuando se pasan por él para conocerme un poco más.
Sólo puedo decir que se me ha caído la cana del alma. Que la calvicie se apodera de ella haciéndola parecer un auténtico erial. Y yo la noto vacía, desganada, arrugada y temerosa, a la espera de que un nuevo y vigoroso cabello, inmaculado en su blancura, despunte en la despejada superficie de mi ánimo.


Confío en  que esta alopecia que de momento provoca que mi alma esté en orfandad, sea sólo algo transitorio y que cuando se asienten las ideas que hagan florecer nuevos cabellos canosos (al menos uno como sustituto), vuelva a la irregularidad más o menos periódica de manifestar mis impresiones y sensaciones en este blog.
Espero que sea una horita corta.
Quiero que así sea.
¡Seguro que así será!



8 comentarios:

beatriz dijo...

Bueno Felix no te preocupes que algunos esperaremos. Si no siempre nos quedará la opción de llamarte Mister Proper.
B

Félix dijo...

Pues sí, Beatriz, lo de Mister Proper no estaría mal, aunque prefiero al calvo de la lotería (por aquello de repartir...).
Confío en que la espera no se haga larga.
Cordialmente,
Félix

Lucano dijo...

¡Seguro! Pronto repartirás suerte, no lo dudo. Un abrazo.

sentimientos y locuras dijo...

Ayyyyyy la cana, por mucho que te empeñes yo no te veo de calvo. No creo que con lo presumido que eres dejaras lucir tal brillante calva. Supongo que no te iría mal un bisoñe al estilo parisino. O porque no un buen mechón desde la oreja hasta el otro apéndice. Un poquito de imedio para pegar y listo.
Uhhhhhiiiiiiii eso seria engañar y tampoco eres de esos. Así que déjate de gilipolleces búscate la cana, cálmala y a dar guerra por el cyber espacio.

Félix dijo...

¿Suerte? No sé, Lucano. Ahora, bastante tengo con mirar a ver si tengo algo que repartir.

No me mires a la cabeza, Jose, que la cana se me ha caído de dentro. No sé si me quedaré calvo definitivamente, pero sí te digo que nunca lo esconderé con bisoñés o peluquines, aunque a veces no quede más remedio que sonreír.
Cordialmente,
Félix

Marisol dijo...

lo plantéas como un parto, y son dolorosos, pero merece la pena...la recompensa es maravillosa, así que si es así, te deseo una horita corta, estaremos esperando ;)

aburgueno dijo...

Los calvos, yo por lo menos, presumimos de perfección y por ello mostramos nuestra anatomia mas pura. Si tu calvicie, de dentro, supone pureza y arrancar, perfecto.

Félix dijo...

Gracias por tus deseos para mi "parto", Marisol.

Yo también me uno a ese grupo de calvos orgullosos de ser como son, Aburgueno. Bienvenido y gracias por tus palabras.
Cordialmente,
Félix